Nos Jardins
2019



Les Vaîtes es una zona limítrofe campo/ciudad en la que se encuentran unos huertos obreros históricos. Desde 2005, el ayuntamiento promueve un proyecto urbanístico para la creación de un "ecobarrio" que conllevó en su día a la expropiación de una gran cantidad de parcelas agrícolas que fueron recalificadas a posteriori como suelo urbanizable. El proyecto implicaba así la destrucción casi total de los huertos y de los espacios naturales mantenidos hasta la fecha por una comunidad de personas fuerte, espontánea y autoorganizada.



En octubre de 2018 la municipalidad anunció el comienzo de las obras y una parte de las tierras en cultivo fueron arrasadas. La asociación Les jardins des Vaîtes ha conseguido por ahora frenar las obras hasta nuevo aviso

El proyecto Nos jardins (Nuestro huertos) se ha desarrollado durante un mes, entre el mes de mayo y el mes de junio de 2019 dentro del marco del festival Bien Urbain, Art dans et avec l’espace public en Bensançon (Francia).

Durante un mes estuve paseando, conversando, recolectando historias, anécdotas y sentires de las personas que cultivan las tierras de la zona. Hijas de campesinas, migrantes, ecologistas, activistas, vecinas, no tan vecinas, jóvenes y jubiladas cuidan de esas tierras y de sus habitantes. Ellas son el murmullo de un mundo que se levanta y resiste en su cotidiano a un ritmo lento y seguro. A través de sus palabras he oído rugir las voces de La Punta, la memoria del sur de Valencia, y las tierras amenazadas por los PAIs. 

Nos jardins se materializó en dos intervenciones diferentes.

La primera fue realizada en el centro de la ciudad y en la línea de tram que une el centro de la ciudad y el barrio de Les Vaîtes. Consistió en la realización de 24 carteles colocados en muppies y marquesinas de bus y de tram de JC Decaux, realizados a partir de fotografías tomadas durante los paseos llevados a cabo en Les Vaîtes. Sobre esas fotografías añadimos la frase Les Vaîtes avant l’écoquartier (Les Vaîtes antes del ecobarrio) con el objetivo de facilitar la identificación de la zona para los viandantes además de denunciar su futura e hipotética desaparición.








Fotos: Kristina Borhes

La segunda intervención tuvo lugar en Les Vaîtes, delante de la zona de huertos afectador por el proyecto urbanístico. Esta vez, la intervención consistía en el encolado de dos vallas publicitarias con algunos testimonios de personas que ocupaban los huertos con las que conversé durante mi estancia en Besançon.

“Toucher la terre c’est toujours un moment fort, c’est apaisant.”
(Tocar la tierra siempre es un momento fuerte, es apaciguador)

“Ici on travaille avec le vivant.”
(Aquí trabajamos con la vida)

“Jardiner c’est la tendresse. C’est alimenter le regard, c’est alimenter le coeur.”
(Cultivar es ternura. Es alimentar la mirada, alimentar el corazón.)

Fotos: Anaïs Florin

Las fotografías de la primera intervención hablaban de los espacios que podían desaparecer, esta segunda se centraba sobre los lazos existentes en el territorio.

Ninguna de las intervenciones fue realizada con permiso y se trató de una decisión tomada (y que el festival aceptó y apoyó en todo momento). Ninguna duró más de una semana. Suficiente para hacer que hablaran algunas y que otras se enfadaran.

De nuevo dar las gracias al festival Bien Urbain, Art dans et avec l’espace public y a todo su equipo. Es importante decir que el festival asumió un riesgo acompañándome en este proyecto y que, en ningún momento a pesar de las presiones, dudó ni me hizo dudar con seguir adelante.