Els malnoms

2019 (WIP)


Proyecto en proceso junto a Alba Herrero Garcès.

“Quan no puc dormir, em fique a recordar com era ma casa, per on entrava, el que féiem, la barraqueta que hi havia per al carro, els galliners, i ho recorde tot com si estiguera mirant-ho.” (Vicentica).

“Allà on preguntem, sembla que totes les històries comencen per un “nosaltres”. Ells i elles són la família de totes. S’ajuden i co-construeixen una quotidianitat dura però tranquil·la. Les festes se celebren en col·lectiu, tothom ajuda, tothom se celebra. Aquells que arriben són benvinguts i passen a formar part de la constel·lació de malnoms que dibuixa el territori que habiten.”

Fragmentos del libro Ara vindran les màquines. Relats subalterns en la València del Sud

Imagen: Nuevo cauce Valencia. 

Imagen: Els malnoms, mayo 2019. Primera intervención, primeras casas: Ca Bandolero y Ca L’Agraït

Els malnoms consiste en una serie de intervenciones en el nuevo cauce del río Túria en Valencia. 
 
Els malnoms nace a raíz del proyecto Ara vindran les màquines. Relats subalterns en la València del Sud, proyecto que pretende rescatar la historia subalterna del relato principal ligado a la construcción y al imaginario del Plan Sur (desvío del río Túria y la construcción de su nuevo cauce), a través de los recuerdos e historias de Empar, Vicentica, Manolo, Desa, Pepita y Pepa, Amparo y Jaume.

El proyecto consiste así, poco a poco, en pintar los nombres de algunas de las casas que fueron arrasadas por la construcción del nuevo cauce, trayendo de forma simbólica y efímera la memoria del lugar y sus vivencias.

Els malnoms es nuestro homenaje personal a todas aquellas personas que fueron desplazadas por una infraestructura implantada en nombre de una ideología desarrollista y fascista y que fueron acalladas en pro de un relato abusivo e incompleto.


Imagen: Els malnoms, mayo 2019. Primera intervención, primeras casas: Ca Bandolero y Ca L’Agraït

Els malnoms, como tantos otros proyectos, habría sido imposible si el acompañamiento de nuestra red afectiva, nuestras amigas y hermanas. Gracias Berta.