Ara vindran les màquines
2018 - 2019

Proyecto becado por el programa Cultura Resident del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana en el Centre del Carme CCCC en colaboración con la antropóloga ambiental Alba Herrero.

Ara vindran les màquines. Relatos subalternos de la Valencia Sur es un proyecto que pretende rescatar la historia subalterna del relato principal ligado a la construcción y al imaginario del Plan Sur, a través de las personas que sufrieron sus efectos al territorio del municipio de Valencia.
Mediante el uso de mapas, archivos domésticos y la memoria de las personas que vivieron estos acontecimientos en primera persona "Ara vindran les màquines. Relats subalterns en la València del Sud” trató de poner en el centro los relatos que el discurso dominante convirtió en subalternos. Ese proceso se materializó en un libro que recoge los testimonios de dichas personas, generando un relato coral que representa a día de hoy uno de los pocos testimonios de aquel territorio, de su cotidiano y de su pérdida tras el paso destructor del progreso.

El 14 de octubre de 1957 se abate sobre la comarca de l’Horta una de las riadas más destructivas de los dos últimos siglos. La construcción mediática del drama crece y rápidamente se crea una Comisión Técnica Especial con el fin de buscar soluciones a las catástrofes que ocasionan periódicamente las avenidas del Turia. La solución, el Plan Sur. Esta obra supuso la transformación irreversible de una enorme superficie de huerta, además de la fragmentación de las áreas hortícolas al norte y al sur del nuevo cauce. En aquel momento, la simplificación de las formas está a la orden del día, los materiales como el acero y el hormigón invaden el mercado y se fomenta el culto al automóvil, al transporte privado. Las grandes infraestructuras son protagonistas del crecimiento económico y de la vertebración territorial. La ciudad se expande, fruto del crecimiento demográfico y económico del momento. 

El Plan Sur supuso una de las heridas más grandes y silenciadas del territorio valenciano con la expropiación y la destrucción violenta de 280 hectáreas de huerta productiva, casas, patrimonio y vidas.  Partimos, por lo tanto, de una necesidad propia y colectiva de cuestionar las lógicas de construcción del territorio, las relaciones de poder generadoras y destructoras de sentidos y los silencios que forman parte de la historia hegemónica. 







Fotografías de proceso: las autoras, 2018.








Fotografías libro: Muy Frágil, 2019.